Viajes

La huasteca… un Relax muy hippie

Hace una semana renuncié a mi trabajo,así que tenía muchos días libres, para alguien que trabaja en oficinas con horario de 9 a 6 sabe lo difícil que es andar juntando puentes, días feriados o fingir enfermedad con tal de tomarse unas minivacaciones, sin embargo, esta vez tenía toda la vida para decidirme por lugares que me encantaría conocer ,sin presiones, sin días contados, pero eso si con un presupuesto limitado. Empecé la búsqueda con destinos internacionales, Colombia era mi destino favorito, y unos meses atrás había visto vuelos muy baratos, pero ¡wtf! los vuelos estaban carisimos para estos días, me salía más barato ir a Madrid o París, sin embargo, tenía ganas de un relax, algo boscoso, pero sin lluvia, algo barato y lejos de alguna ciudad, el primer destino que pensé fue Chiapas, pues es mi pequeño rinconcito de México, pero los vuelos habían subido casi el triple del precio que los había visto, así que decidí ir a un lugar cercano, que pudiera llegar en bus, que no conociera y con mucha naturaleza bella… Así llegué a la Huasteca Potosina.

 

Compré mi boleto online por la línea de autobuses “Primera Plus”, si lo compran en esa modalidad les hacen 25% de descuento, así que pagan como $1,100 viaje redondo. Estos autobuses sólo tienen una corrida de la ciudad de México a las 9 pm y llega a Xiltla a las 4 am, tengan en cuenta que no llegan a una central de autobuses, los bajan en la calle jajaja, así que pueden esperarse a que amanezca o ser desesperados como yo y caminar a su hostal, eso yo no lo recomiendo, yo caminé solita sobre la carretera, todo era oscuro con muchos ruiditos de selva y sentía miedo, ustedes mejor avisen a su hotel a que hora llegarán y si pueden que les manden transporte. Llegué a las 6 am a “casa caracol” en la recepción hay una campanita,cuando la tocas y baja inmediatamente Luis y con toda la calma y amabilidad del mundo te explica dónde están, los baños, tu cuarto y lo que puedes hacer, yo llegué un día martes, así que tuve todo el hostal para mi solita, no sé si en vacaciones puedas ocupar la habitación en cuanto llegues o te tengas que esperar a las 11 am que es el check in.

Casa caracol

Casa caracol es un hostal muuuuuuy hippie, acogedor, pero eso si, si le tienes miedo a los insectos no creo que sea el mejor lugar para ti.

Dirección:20 de Noviembre 1477,Xilitla

Los precios varían, yo me quede en un Tipi y pagué $200 por noche, hay cabañas y casitas que van de los $400 hasta $800
Reserva aquí
Lo bueno
Lo bueno
-Si vienes entre semana tendras todo el hostal casi para ti solo, además está ubicado justo enfrente del jardín escultórico de Edward James.
Lo malo
Lo malo
Si te dan mucho miedo los bichos, este lugar definitivamente no es para ti, hay muchos moscos, animales voladores, arañas y hormigas del tamaño de un dedo, y el lugar no se caracteriza por tener la mejor limpieza en sus áreas comunes (a excepción de los baños)
Previous
Next

Ya que me instalé, fui al jardín de Edward James y las Pozas, como era entre semana había poca gente, la entrada cuesta $100, no se decepcionen si algunas  esculturas tienen el acceso restringido,es una medida de seguridad, ya que este espacio era la casa de Edwar y, jamás se pensó que sería un centro turístico que tuviera que soportar el peso de 900 personas por día, así que la recomendación es escapate entre semana para que no te formes mil horas y no te arruinen la foto. También a unos cuantos pasos, puedes ir a la cascada los comales, cobran $50 y si quieres hacer rappel o entrar a un temazcal cuesta $250 por persona.

Y si quieres ir al pueblo, es un lugar tranquilo, no esperes encontrar miles de atracciones, o restaurantes, hay pocos y son un poco caros, la comida no se me hizo la mejor pero eso si, tienen unas vistas preciosas, y en cuanto a entretenimiento, acaban de abrir el museo de Leonora Carrington que la verdad está súper bonito, la entrada cuesta $40 

¿Bali? n'embree la Huasteca

Uno de los lugares más bonitos que visité fueron las cascadas de Tamul, el sótano de las golondrinas (que no son Golondrinas pero se parecen) y el cenote cueva del agua, cuando íbamos rumbo a las cascadas parecía que estábamos entrando a Bali o una onda muy exótica en Asia. Para llegar a Tamul puedes ir en un Tour y  hay de varios precios, pero la mayoría están entre los $800 y los $1,000 pasan por ti a tu hotel y te regresan también, pero si te quieres ir por tu parte son casi 2 horas de camino  y te gastas entre  $400 y $600 de autobuses, entradas y lancheros.

Por cierto, llevate tu dramamine o bolsita de papel con limón porque las curvas están buenas y es muy probable que te sientas mareado.

Xilitla y sus alrededores son lugares tranquilos, no esperes encontrar un turismo eco-chic-fashion friendley (ja), ni esperes llegar a un hotel 5 estrellas con tintes ecológicos en versión resort porque no los habrá, para eso está Azulik en Tulum, acá es ondita rustica, pocas comodidades, pero un muy buen lugar para desconectarte del mundo por unos días.
Ana Hihi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *